Altas montañas más cerca del sol, pero más frías Fernando Padilla Farfán
Opinión

Altas montañas más cerca del sol, pero más frías | Fernando Padilla Farfán

El ingeniero Fernando Padilla Farfán advierte que, desde hace muchos años, la gente se ha preguntado por qué en las altas montañas, que están más cerca del Sol, hace más frío que en las llanuras o a nivel del mar.

Existen explicaciones científicas, pero no satisfacen la curiosidad de quienes esperan otra explicación más convincente. La explicación que aporta la ciencia se explica en los siguientes párrafos.

Aunque puede parecer contradictorio, el fenómeno de que en las altas montañas haga más frío a pesar de estar más cerca del sol se debe principalmente a dos factores: la altitud y la inclinación del Sol.

En primer lugar, la altitud juega un papel fundamental en la temperatura de las montañas. A medida que ascendemos a mayores altitudes, la presión atmosférica disminuye. Esto significa que hay menos moléculas de aire en un determinado volumen, lo que provoca que la temperatura descienda. En promedio, la temperatura disminuye aproximadamente 0.6 grados Celsius por cada 100 metros de aumento en la altitud. Por lo tanto, en las altas montañas, donde la altitud es considerable, la temperatura es naturalmente más baja.

Por otro lado, la inclinación del Sol también influye en la temperatura. A medida que nos acercamos al ecuador, el Sol se encuentra más directamente sobre nuestras cabezas, lo que genera una mayor intensidad de radiación solar. Sin embargo, en las altas montañas, la inclinación del Sol es más pronunciada debido a la curvatura de la Tierra. Esto significa que los rayos solares tienen que atravesar una mayor cantidad de atmósfera antes de llegar a la superficie, lo que provoca una dispersión y atenuación de la radiación solar. Además, a mayor altitud, el ángulo de incidencia de los rayos solares es más vertical, lo que resulta en una menor concentración de energía en un área determinada.

En resumen, aunque las altas montañas están más cerca del Sol en términos de distancia lineal, la combinación de la disminución de la presión atmosférica con la altitud y la inclinación del sol resulta en temperaturas más frías. Es importante recordar que la temperatura es el resultado de una compleja interacción entre múltiples factores atmosféricos y geográficos, y estos factores pueden variar en diferentes regiones y condiciones climáticas.

#FernandoPadillaFarfán

Entradas relacionados

Por qué la Tierra es un esferoide oblato | Fernando Padilla Farfán

Redactor

La risa, remedio infalible | Fernando Padilla Farfán

Redactor

Una Revolución Institucional

Irving